La vaporización es un método de inhalación que consiste en calentar hierba seca a bajas temperaturas para producir un vapor inhalable, que contiene los componentes medicinales de las plantas y elimina las toxinas que surgen por la combustión. En la actualidad, se conocen dos tecnologías de vaporización, las cuales se diferencian principalmente en la forma de transmisión de calor. La primera es la CONDUCCIÓN, proceso físico que se aplica por primera vez a la vaporización en Canadá a mediados de los años noventa, el proceso consiste en que la cámara de metal contenedora de la hierba, tiene contacto directo con una resistencia eléctrica. Una de las complicaciones que posee la conducción es que la hierba seca se calienta de manera desigual dentro de la cámara metálica, puesto que primero se calienta la parte que queda en 

contacto directo con el metal. Esto genera una mezcla aromática no homogénea y no permite tener control real de los componentes volatizados. Finalmente, la parte que está en contacto directo resulta combustionada mientras que la parte más alejada de la fuente de calor no alcanza la temperatura necesaria para producir vapor. La CONVECCIÓN es la segunda tecnología aplicada en la transmisión de calor, éste proceso físico se aplica por primera vez a la vaporización en Alemania a fines de los años noventa y, a diferencia de la conducción, utiliza un espacio de aire entre la resistencia eléctrica y la cámara que contiene las hierbas secas. En este caso se calienta la carga de manera completa y uniforme, lo que resulta en una mezcla aromática homogénea y con un verdadero control sobre los componentes volatilizados.

Una vez que los vaporizadores por convección consolidaron su reinado entre los consumidores, estos tuvieron un segundo impulso cuando se volvieron populares los métodos que permiten separar los tricomas del material vegetal, ya sea, en forma de resina o cera. La simple incorporación de una almohadilla de metal en la cámara de relleno evita el paso de líquidos a alta temperatura hacia los componentes eléctricos del vaporizador, convirtiéndolo en un equipo multipropósito.

Un vaporizador por convección se compone de cuatro partes principales:

1. SISTEMA DE ALIMENTACIÓN ELÉCTRICA Suministra la energía necesaria para el funcionamiento del equipo. Algunos vaporizadores se conectan directo a la corriente (Vaporizadores fijos o de mesa), mientras que otros utilizan baterías (Vaporizadores portátiles). Los equipos portátiles de alta gama permiten vaporizar mientras se cargan, y cuentan con accesorios para realizar esta acción en un automóvil.

2. RESISTENCIA ELÉCTRICA Calienta el aire en torno a la cámara de relleno, brindando temperaturas en el rango adecuado para la vaporización.

3. CONTROLADOR DE TEMPERATURA Ajusta el paso de electricidad hacia la resistencia para estabilizar el valor de la temperatura, según los componentes que se desean volatizar. Existen vaporizadores de temperatura fija y variable, estos últimos se clasifican en análogos y digitales

4. CABEZAL DE SALIDA Permite el paso de vapor desde la cámara de relleno hacia el usuario, cumpliendo también la función de enfriamiento. Algunos vaporizadores enfrían directamente en el cabezal mediante inyección de aire, otros obligan al vapor a transitar a través de un circuito conectado a aletas disipadoras de calor. Existe un tipo especial de vaporizador que además incorpora una turbina la cual impulsa el vapor hacia una bolsa que actúa como globo de almacenamiento.

Los vaporizadores mantienen bajo control temperaturas en torno a 200ºC, lo que permite convertir la resina en vapor, evitando quemar la estructura de la planta. Al poder modificar la temperatura de vaporización, no solo se puede regular la densidad y sabor del vapor, si no que se tiene control total de los componentes que se están consumiendo, evitando así el ingreso de material particulado y sustancias tóxicas derivadas de la combustión.

Si bien el cannabis tiene muchos componentes activos, los principales y de mayor interés para el consumidor son los cannabinoides y los terpenoides. Los primeros son los medicamentos producidos a partir del Cannabis, y el segundo hace referencia a los componentes de los aceites esenciales de la planta del cannabis, relacionado directamente con su aroma y sabor.

Hay muchos tipos de cannabinoides y terpenoides, teniendo cada uno de ellos un punto de ebullición y propiedades medicinales distintas. En la siguiente imagen presentamos los más comunes o producidos en cantidades más significativas.

CANNABINOIDES

Los dos principales son el THC y CBD, estos juntos son los responsables de la intensidad o potencia psicoactiva de la planta. Por ejemplo, una planta con 8% de THC y 6% de CBD, se puede sentir menos potente que una con 8% de THC y 4% de CBD.

Las propiedades de los cannabinoides presentados anteriormente son:

CBN: No psicoactivo. Sedante cuando está junto al THC.

CBD: No psicoactivo. Disminuye, pero alarga el efecto del THC. Analgésico y antiinflamatorio

THC: Psicoactivo. Analgésico, antiinflamatorio, neuroprotector, reduce presión intraocular y tensión muscular.

CBG: No psicoactivo. Analgésico, antiséptico y antibiótico.

*Si olvidaste o no tuviste oportunidad de hacer lavado de raíz a tus plantas, un vaporizador evitara el paso de restos de fertilizantes a tus vías respiratorias, brindándote además todos los sabores y aromas de tus cepas.

TERPENOIDES

Los terpenoides no solo se encuentran en el cannabis, si no que en distintas plantas y flores. Los principales terpenoides del cannabis son:

Linalool: También encontrado en la lavanda. Estimulante, energizante y antidepresivo.

Terpinoleno: Encontrado también en el cilantro. Estimulante, energizante y antidepresivo.

Limoneno: Encontrado también en cítricos. Estimulante, energizante y antidepresivo.

Delta 3 careno: También encontrado en romero y ciprés. Antiinflamatorio y ayuda a la memoria.

Mirceno: también encontrado en el lúpulo. Relajante e incrementa el efecto sedante de los cannabinoides.

Alfa y Beta Pineno: se encuentra además en agujas de pino. Ayuda a la memoria de corto plazo.

Beta-carofileno: También encontrado en la pimienta negra. Antiinflamatorio y protege las células del tracto digestivo.

VAPORIZADORES

PIRANHA

En Piranha contamos con la mejor variedad de Vaporizadores por Convección de alta gama, con características específicas para que puedas encontrar el que se ajusta de manera precisa a tus requerimientos.

Comments (0)

Producto añadido a la lista de deseos
Producto añadido para comparar.